A fines de enero de este año el Fondo de Garantías de Depósitos y Protección Bancaria (Fogade) entregará los primeros cheques por encima de la garantía, de Bs.F. 30.000 (US$6.971), a los afectados por la minicrisis bancaria.

Se trata de los clientes cuyos depósitos con montos superiores a ese monto quedaron atrapados en los bancos intervenidos y que luego fueron liquidados. 

Se aseguró que hasta ahora en los diferentes procesos de bancos intervenidos y pasados a liquidación Fogade ha cancelado Bs.F. 2.789 millones (US$684,1 millones).

Banco Real es la primera institución de esa tanda de entidades que cayeron entre noviembre y diciembre del año 2009 con el proceso de evaluación de acreencias finiquitado. 

Fogade evalúo las solicitudes introducidas y publicó un anuncio en prensa informando sobre el reconocimiento de esas acreencias. 

Se aseguran pagos. El presidente del Fondo, David Alastre, aseguró que de ese banco se garantiza desde ya el pago a todas las personas naturales y jurídicas que constituyen el tercer orden de prelación establecido en la nueva Ley para las Instituciones del Sector Bancario. 

Agregó que incluso podía adelantar que por ahora alcanza para pagar a una parte del cuarto orden de prelación, que corresponde a los depósitos de organismos del Estado. 

"Todos los bancos en liquidación tienen al menos una disponibilidad, y con ella arrancamos el proceso de pagos de acreencias hasta donde el efectivo alcance", explicó. "Luego hay una serie de activos que se deben liquidar para solventar y seguir pagando hasta donde los activos concurran", agregó. 

Manejo eficiente de minicrisis. Para el ministro para la Banca Pública, Humberto Ortega Díaz, el inicio de pagos por encima de la garantía demuestra que esta gestión gubernamental manejó con más eficacia la minicrisis bancaria en comparación con la crisis financiera de 1994. 

Recordó que en aquel momento 7 millones de ahorristas cobraron el monto respaldado por la garantía en seis meses. Mientras que ahora se comenzaron a pagar en menos de un mes.

"En el caso del Banco Canarias, que fue el primero intervenido (de la minicrisis bancaria) a la semana se estaban cancelando las garantías", dijo Ortega Díaz. 

El ministro aseguró que hasta ahora en los diferentes procesos de bancos intervenidos y pasados a liquidación Fogade ha cancelado Bs.F. 2.789 millones (US$684,1 millones). 

"Esto demuestra la responsabilidad de nuestro gobierno para atender a estos ahorristas, que fueron afectados por la irresponsabilidad de unos banqueros que manejaron estas instituciones de una manera indebida", agregó el ministro. 

Pronto será el turno del Federal. En dos meses le tocará el turno a los clientes del Banco Federal. El presidente de Fogade anunció que a partir de mañana 14 de enero los usuarios de esta entidad con depósitos por encima de la garantía podrán introducir su solicitud de pago. Simultáneamente se inicia el mismo procedimiento para los clientes del Helm Bank. 

Serán 15 días para que los acreedores presenten sus peticiones y otros 45 días para que los liquidadores lleven su evaluación y luego publiquen el reconocimiento de las deudas, al igual que el caso del Banco Real. 

"Cualquier persona tiene que aprovechar esos 15 días, si no el cobro de su dinero entra en riesgo, toda vez que estos bancos son deficitarios", dijo Alastre. 

Aclaró que los trabajadores de Globovisión deben entrar en este proceso para lograr cobrar sus prestaciones pendientes. Esto porque esos fondos estaban depositados en el Banco Federal. 

Esta entidad contaba con 572.256 depositantes, de los cuales 529.937 son personas naturales y otras 41.967 jurídicas. 

A la fecha, 267.000 de estos usuarios ya cobraron la garantía de Bs.F. 30.000, aseguró el ministro Ortega Díaz. Lo que suma un pago de Bs.F. 1.710 millones (US$397,3 millones). Del Federal 28.510 clientes tienen depósitos superiores al monto garantizado. 

Alastre recordó que la cartera de crédito de esta entidad fue vendida al Banco de Venezuela y con la negociación se saldó el compromiso de los ahorros de otras 873.000 personas asociadas a la institución liquidada a través de cajas de ahorro, fideicomisos e institutos de previsión social. 

Antes de que Fogade pague los cheques a los clientes del Federal y Helm Bank, por los depósitos que mantenían con una cantidad mayor a la garantía, primero se abrirán los procesos de cancelación de los otros bancos que ya están en evaluación de acreencias, como Banpro, Baninvest, Del Sol e Inverunión.