Brasilia. Al menos tres consorcios presentarán propuestas en abril para construir y operar una ferrovía para un tren rápido en Brasil, dijo este viernes a Reuters el director del órgano regulador de transportes.

La subasta por uno de los proyectos de infraestructura claves en Brasil antes de los Juegos Olímpicos 2016 fue retrasada el 2010 para permitir la concurrencia de más compañías.

Además de un consorcio liderado por la sudcoreana Hyundai Heavy Industries Co Ltd., al menos otros dos grupos no relevados presentarán ofertas, detalló a Reuters Bernardo Figueiredo, director de la agencia reguladora de transporte terrestre, ANTT.

Figueiredo sólo reveló que compañías de construcción brasileñas lideran los otros dos grupos.

La pobre infraestructura del país, desde carreteras congestionadas a aeropuertos saturados, ha estado en el centro de las preocupaciones de los inversores.

La licitación fue fijada para el 29 de abril.
"La ANTT no tiene razones para proponer un retraso", afirmó.

Críticas. El proyecto, que podría costar alrededor de 33.000 millones de reales (US$19.000 millones) ha provocado críticas del organismo que cuida del presupuesto de Brasil, debido a que el gobierno ha prometido grandes subsidios al grupo que gane la licitación.

El tren bala proyectado para unir a Sao Paulo y Río de Janeiro circulará a 280 kilómetros por hora y es parte de una enorme inversión en infraestructura liderado por la presidenta Dilma Rousseff cuando era jefa de Gabinete del gobierno anterior.

Además de los Juegos Olímpicos 2016, Brasil organizará el Mundial de fútbol 2014.

La pobre infraestructura del país, desde carreteras congestionadas a aeropuertos saturados, ha estado en el centro de las preocupaciones de los inversores.