Desde la Dirección de Proyectos Estratégicos (DIPE), del Ministerio de Obras Públicas y comunicaciones (MOPC), dijeron ayer que la licitación vía APP para la modernización del aeropuerto Silvio Pettirossi, en la que siguen en carrera dos grupos de empresas, debería definirse para el día 15 de este mes o antes. Sin embargo, como el proceso está bastante atrasado y en ocasiones anteriores la misma DIPE había prometido definiciones que no se cumplieron, se teme que la adjudicación se siga postergando.

Hace más de medio año que un comité interinstitucional formado por los ministerios de Hacienda y Obras Públicas, la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) y la Secretaría Técnica de Planificación (STP) estudia las ofertas que se presentaron para modernizar el aeropuerto Silvio Pettirossi, mediante un contrato de Alianza Público-Privada (APP) que durará 30 años. Ayer la representante del comité y directora de Proyectos Estratégicos del MOPC, Claudia Centurión, aseguró que antes de la finalizar la primera quincena de enero se tendrá definitivamente un ganador.

Recordemos que siguen en carrera dos ofertas; las presentadas por los grupos Sacyr-Agunsa y Vinci-TOCSA, luego de que Cedicor-Caminos Viales del Uruguay no pasara la evaluación técnica.

Las obras que deben ejecutarse en la terminal aérea incluyen la construcción de un nuevo edificio y el mejoramiento de la pista.

Con relación a la denuncia que Cedicor hizo ante la comisión permanente del Congreso por supuestas irregularidades en el proceso, y la que a su vez hicieron legisladores ante la Contraloría, Claudia Centurión manifestó que “dictámenes y análisis jurídicos avalan la elegibilidad de los oferentes, por lo que no hay ningún inconveniente para que las dos empresas sigan en competencia y permanecen activas”.

Un virtual ganador. Aunque para el Ministerio de Obras Públicas los dos oferentes siguen en carrera mientras no concluya la evaluación de las respectivas ofertas económicas, todo da a entender que el consorcio Vinci-Tocsa ya se dio prácticamente por vencido. Sus representantes ni siquiera acudieron a la revisión de las ofertas, la única oportunidad que tenían para revisar la propuesta de Sacyr-Agunsa, consorcio que aparece ahora como el virtual ganador de la licitación para el aeropuerto al haber ofrecido como canon el pago del 32,06% de los ingresos del aeropuerto, frente al irrisorio 1,02% que ofertó Vinci.

Las obras que deben ejecutarse en la terminal aérea incluyen la construcción de un nuevo edificio y el mejoramiento de la pista.