El gobierno de Raúl Castro inició esta semana un proceso de auditorías a 742 empresas, lo que representa el 20% del total presente en la isla.

En forma aleatoria, y sin aviso previo,  las empresas de cualquier sector productivo serán fiscalizadas durante un mes . La medida se realiza en el marco de la V Comprobación Nacional al Control Interno, organizada por la Contraloría General de Cuba, y abarcará empresas "tanto de subordinación nacional como local", informó la contralora general, Gladys Bejerano, según informa finanzas.com

El proceso de auditorías -a cargo de casi 4.000 profesionales, técnicos y estudiantes- se   desarrolla en momentos en que partidarios del castrismo han hablado abiertamente sobre las debilidades de las instituciones públicas cubanas y de la necesidad de tomar medidas contra la corrupción que ha ganado terreno en los últimos años. 

Cabe recordar que una firma con capitales chilenos - la agroindustrial Río Zaza y ligada al empresario Max Mararambio- se encuentra en proceso de fiscalizacion por presuntas irregularidades, de acuerdo a autoridades cubanas.