En el marco del reciente deceso del gerente chileno de la empresa de capitales mixtos Río Zaza, la cancillería cubana, en un comunicado oficial, confirmó por primera vez que la firma está sometida a una verificación fiscal, una auditoría y otras investigaciones de los órganos competentes, para esclarecer la presunta comisión de irregularidades y violaciones de las leyes vigentes.

La misisva agrega que en dichas irregularidades “están implicados un grupo de directivos chilenos que abandonaron el país o no se presentaron al inicio del proceso”.

Mientras algunos trascendidos hablan de eventuales sobreprecios o fraudes, desde el círculo de Max Marambio se apunta a persecuciones políticas de parte del régimen de La Habana.

Río Zaza es una empresa agroindustrial con capitales mixtos aportados por el estado cubano y el empresario chileno Max Marambio, empresario con inversiones en la isla e histórico aliado del régimen cubano, partícularmente de la figura de Fidel Castro.