Quito. La pesca de merluzas en Ecuador, que actualmente es de 8.000 toneladas anuales, se podría incrementar a 30.000 toneladas, es decir, un 275%, en caso de que las autoridades aprueben su captura como una de las opciones para reemplazar la pesca de arrastre, que fue prohibida en diciembre pasado. Esto, según indicó Guillermo Morán, viceministro de Acuacultura y Pesca.

La fase experimental del plan de captura de esta especie arrancará el 15 de enero con la participación de doce barcos comerciales de Guayas, Esmeraldas y Manabí, principalmente, explicó Morán.

Como parte de los preparativos, los armadores han realizado, bajo su riesgo, inversiones de US$15 mil por barco para confeccionar las mallas y adecuar los sistemas de frío. La diferencia de la red radica en el ojo del tejido, que es más grande que el usado en arrastre.

El periodo de pruebas de este tipo de pesca concluye el 28 de febrero.

Según el viceministro, las cifras de exportación de merluzas subieron a US$7 millones en el 2012, mientras que en los cuatro años anteriores estas llegaron a US$500.000.

El funcionario manifestó que solo se ha aprovechado el 4% o 5% de toda la biomasa que se estima en 300.000 toneladas ubicadas a lo largo del perfil costanero ecuatoriano.

Los principales destinos de exportación de la merluza son Rusia, que compra entre el 30% y 35% de la producción; le sigue Venezuela, que adquiere entre el 20% y 25%, Colombia, con el 10% y 15% y el resto va a Sudáfrica y otros países, manifestó Morán.

En cuanto a las solicitudes para obtener los préstamos de la Corporación Financiera Nacional (CFN), que les habían ofrecido a los armadores, Morán indicó que se han presentado 150 requerimientos, de los cuales dos ya han sido aprobados y otros cuatro podrían concretarse la próxima semana.

La tasa de interés de los créditos que recibirán los pescadores será del 7%, con tres años de gracia y diez años de plazo, explicó el funcionario.

Sobre las exportaciones del sector pesquero en general, Morán destacó que ha experimentado un crecimiento de casi el 70% en los últimos cinco años, y que en el 2012 se ha alcanzado US$1.500 millones de ventas al exterior.