Nuevas opciones para abaratar el precio a los carburantes en el país. "Trabajamos en la liberalización del mercado de los combustibles a través de la aprobación de una ley de comercialización de productos derivados del petróleo", reveló el subsecretario de Comercio, Juan José Cruz.

El funcionario informó que el análisis fue solicitado por el presidente Porfirio Lobo Sosa. "Existe, además, el ofrecimiento de recursos por parte del gobierno de Canadá para financiar el desarrollo de la referida normativa que estará lista para los próximos meses", expresó.

El precio de los combustibles en Guatemala y en El Salvador es inferior que el de Honduras y el resto de Centroamérica porque el mercado está liberalizado.

La subdirectora del Consejo Hondureño de la Industria del Petróleo (Cohpetrol), María Eugenia Covelo, expresó que las compañías importadoras están preparadas para operar, tanto en un mercado liberalizado como en uno controlado.

La directora de la Asociación Hondureña de Distribuidores de Productos Derivados del Petróleo (Adhippe), Sarahí Silva, se ha mostrado escéptica de que la liberalización a los precios de los combustibles disminuirá el precio de los combustibles en bomba.

"Creemos que este proceso puede beneficiar al consumidor en este momento que el precio del petróleo continúa al alza debido a los problemas políticos en el Medio Oriente", expresó.

Se mostró a favor de que el cambio de un sistema de fijación controlado a los precios a otro liberalizado se efectúe mediante una manera legal. "El consumidor y los participantes en la cadena de distribución en este mercado tengan las reglas claras", indicó.

Estaciones de servicio. Según Covelo, la mayor parte de las estaciones de servicio en el país son administradas por independientes y son pocas las gasolineras dirigidas por las compañías importadoras. "La mayoría de las estaciones de servicio tienen contratos individuales. Las compañías tienen que ver cómo se enmarcan en la Ley de Liberalización", indicó.

Nueva subasta. "La licitación de los combustibles se hará como una forma de controlar el gasto público", dijo el viceministro de Comercio.

La Ley de Fortalecimiento de los Ingresos, Equidad Social y Racionalización del Gasto Público, en su artículo 98, indica que sin perjuicio de lo preceptuado en la Ley de Contratación del Estado y leyes especiales, para la compra de combustibles y derivados del petróleo se autoriza a la Comisión Administradora del Petróleo (CAP) para que implemente el mecanismo de licitación por subasta, tomando como base el precio más bajo al precio de referencia o el indicado por la fórmula de paridad de importación vigente.

La directora de la Comisión Administradora del Petróleo (CAP), Norma Rauda, expresó a El Heraldo que el precio de paridad del golfo es la referencia que tiene el país para importar combustibles refinados. "Los precios del golfo son inferiores a los del Caribe", expresó.

La directora de la Asociación Hondureña de Distribuidores de Productos Derivados del Petróleo (Adhippe), Sarahí Silva, se ha mostrado escéptica de que la liberalización a los precios de los combustibles disminuirá el precio de los combustibles en bomba. Además se afectará a unos 200 empresarios hondureños que han invertido en las estaciones de servicio.

El impacto

El economista en jefe del Banco Interamericano de Integración Económica (BCIE), Pablo Rodas, expresó que existe una preocupación entre las economías regionales por el alza a los precios del petróleo.

"El alza se ha agudizado luego de los eventos ocurridos en Libia, que es un país de petróleo fuerte. El precio de este insumo alcanzó ya los 105 dólares por barril", dijo. Según el economista, esta tendencia puede incidir en la factura petrolera, elevar la tasa de inflación que podría ser este año de dos dígitos.