Ciudad de México. El avance físico en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) a la fecha es de 20% y no de 31% como se había informado (por parte del gobierno federal), afirmó el próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú.

Durante la entrega de los primeros análisis de especialistas sobre la viabilidad de la obra, dijo que dicha información le fue otorgada por el gerente de la obra Parsons la semana pasada, por lo que considera que en el mejor de los casos podría estar terminado entre el 2023 y el 2024.

“El avance que se llevaba, como lo señalamos antes, es de 31%, pero hay un ajuste porque en la últimas sesiones con el grupo de trabajo de Parsons nos han aclarado, afinando el lápiz, que es de solamente 20% y no de 31%”, comentó.

En el encuentro, el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM), la Academia de Ingeniería de México y la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros (UMAI) coincidieron en la necesidad de continuar con la construcción del NAIM, entre otras razones por lo avanzado que ya están los trabajos.

Especialistas dejaron en claro que la propuesta de desarrollar la base militar de Santa Lucía no cuenta con los estudios necesarios para dar algún veredicto, entre ellos de suelos, ambientales, aeronáuticos o de conectividad terrestre.

Además, se dejó en claro que la propuesta de desarrollar la base militar de Santa Lucía no cuenta con los estudios necesarios para dar algún veredicto, entre ellos de suelos, ambientales, aeronáuticos o de conectividad terrestre.

“Con la información disponible hasta el momento, la única solución factible viable y confiable, con todos sus retos por atender, es continuar con la construcción del nuevo aeropuerto”, dijo el presidente del CICM, Ascencio Medina.

Los especialistas entregaron a Espriú tres carpetas con los resultados del análisis de los documentos que les entregaron hace 15 días y sus contenidos serán publicados en Internet a partir este sábado con la finalidad de que la población cuente con mayores elementos para tomar su decisión en la consulta.

El compromiso. En el encuentro realizado por la noche en las instalaciones de la UMAI, a la que acudió como invitado el ingeniero José María Rioboó (quien elaboró el anteproyecto de Santa Lucía), también se leyó una carta en la que los tres organismos manifestaron que sus dictámenes fueron elaborados por especialistas en diferentes áreas de todo el país, incluso algunos de ellos participan en la obra.

“Nuestras conclusiones coinciden, lo que demuestra que la ingeniería bien realizada llega a resultados similares”, se refirió.

Por su parte, el presidente de la Academia de Ingeniería de México, José Francisco Albarrán, refirió que en el caso de la propuesta de Santa Lucía se dice que sí se puede, pero no se dice cómo se podría construir su propuesta, lo cual considera un acto irresponsable.