El anuncio lo realizaron autoridades de la gobernación de Matto Groso, en una reunión realizada el pasado viernes y de la que participaron el prefecto de Puerto Murtiñho, Heitor Miranda dos Santos, el intendente de San Lazaro Celso Ovelar (ANR), y el secretario de Obras Públicas del gobierno estadual, Edson Giroto, entre otros dirigentes de ambos países.

La obra beneficiará a unos 150 pobladores que viven en la región y tendrá un costo aproximado de US$2 millones, suma proveída por el gobierno estadual.

Según el intendente Celso Ovelar, el proyecto en sí estará terminado a mediados de abril, para luego llamarse a la licitación. La obra será de gran importancia para el desarrollo de la región.

El vasto territorio que abarca la región del Apa se caracteriza por riquezas naturales de inigualable valor, por lo que la industria del turismo ocupa a una importante cantidad de mano de obra. Las riquezas minerales son otros de los incentivos económicos de la zona.

El jefe comunal dijo que existe una comisión binacional encargada de tan ambicioso emprendimiento y está integrada por el vicepresidente de nuestro país, Juan Afara, y los ministros de Obras Públicas y Comunicaciones y de Industria y Comercio, Ramón Jimenez Gaona y Germán Leite, respectivamente.

Mientras que por el lado brasileño, el proyecto está encabezado por el gobernador del estado de Matto Groso, Andrés Puccinelli (PMDB).

El puente será construido entre las comunidades de San Lázaro de nuestro país e Ingazeira del lado brasileño.

En pocos días más se pondrá en funcionamiento la balsa de cargas en el mismo tramo del río Apa, donde se piensa construir el puente.

La balsa está siendo construida por obreros nacionales y ya casi se encuentra concluida. Tiene una capacidad para llevar 40 toneladas de cargas.