Río de Janeiro. Las autoridades responsables de la aviación civil en Brasil abrieron un proceso administrativo contra la aerolínea Trip por haber realizado aterrizajes en varios aeropuertos del país con maniobras no permitidas.

De acuerdo con informaciones publicadas hoy por la prensa local, la aerolínea utilizó la técnica RNAV approach que emplea instrumentos como el GPS que permite a los aparatos volar a menor velocidad en los momentos previos al aterrizaje y que requiere de una autorización que la compañía no tiene.

La modalidad permite a los pilotos aterrizar incluso en casos de poca visibilidad y evita así sobrevolar una zona hasta que las condiciones mejoren o tener que desplazarse a otros aeródromos, lo que aumenta los costes de las compañías aéreas.

La Agencia Nacional de Aviación Civil de Brasil realizó un informe a finales de agosto en el que denuncia que la compañía aérea usa "recurrentemente" procedimientos de aproximación no aprobado que requieren de una serie de certificados que Tip no dispone y que además, están restringidos únicamente a aeropuertos que específicamente hayan sido autorizados para esa maniobra.

"Es una infracción grave del reglamento del sector aéreo", afirmó el director de seguridad de vuelos del Sindicato Nacional de los Aeronautas, Carlos Camacho.

La aerolínea ha reconocido el uso de la maniobra pero ha descartado que implique un riesgo para la seguridad.

"Es una técnica moderna y muy segura", aseguró el presidente de Trip, José Mario Caprioli, quien explicó que suspendieron la práctica al recibir la notificación oficial.

La compañía se encuentra en proceso de fusión con la también brasileña Azul, operación con la que se consolidarán como tercera compañía aérea del país con una cuota de mercado cercana al 15%.