Avianca Taca pretende ser la empresa líder en materia aérea en Latinoamérica en 2015, pese a que tendrá en frente al nuevo gigante del sector aéreo: Latam.

Así lo señaló el presidente de Avianca Taca, Fabio Villegas, quien considera que ya han enfrentado por separado a LAN y TAM y por eso cuentan con la experiencia y el músculo financiero necesario para lograr su cometido.

El directivo no menosprecia a Latam, pero considera que tienen un excelente producto que esperan mejorar cada día más para mantener la fidelidad de los clientes. Asimismo, señaló que Colombia requiere con urgencia mejorar los sistemas aeronáuticos para permitir que los aviones operen en condiciones adversas de clima, como se hace en otros países.

- ¿Qué se requiere para que Avianca sea la número uno en Latinoamérica en 2015?

Más que un tema de tamaño, aunque hay que tener escala, lo que se requiere es cobertura y básicamente lo estamos logrando teniendo una red que cubre toda América (Sur, Centro y Norte). Atendemos en 25 países. Avianca Taca es de lejos la red más extensa que hay en América.

- ¿La llegada de Latam afecta este propósito?

"En general, a América Latina le pasó algo y es que la industria creció de forma más acelerada que la infraestructura, y ésta se convirtió en un obstáculo al desarrollo del sector aéreo, que en un país es más que en otros y Colombia no fue la excepción". Fabio Villegas.

Latam es una gran empresa de un tamaño importantísimo en los órdenes regional e internacional, un gran competidor, pero nosotros creemos que tenemos el producto, la gente, la tecnología y el conocimiento para competir con éxito en los mercados donde ya venimos haciéndolo con LAN y TAM. Y por ello nuestra meta es ser la línea preferida del continente. Esa competencia lo que nos obliga es a hacerlo mejor y conservar la lealtad de nuestros usuarios.

- ¿Cómo va Avianca Brasil?

Avianca Brasil no forma parte de Avianca-Taca Holding, esta es una empresa 100% del grupo Synergi; sin embargo, con esta empresa tenemos unos acuerdos operacionales, de servicio y de uso de marca, que son importantes para nosotros, porque nos permite que la marca de Avianca se posicione dentro del mercado más grande de Latinoamérica, que es el brasileño. En la medida que Avianca Brasil ha venido creciendo, obviamente la marca ha ganado un espacio importante en ese mercado, que a futuro puede ser estratégico para nosotros.

-  ¿Cuánto ha crecido Avianca Brasil?

Terminará con una participación del 4% del mercado brasileño, que para un mercado del tamaño de Brasil es una operación significativa, la cual puede estar facturando unos US$600 millones.

- ¿Cómo enfrentará la crisis global Avianca-Taca?

Estaremos atentos a lo que ocurre en Europa. Tenemos que actuar con prudencia, pero con miras a seguir creciendo dentro de nuestra filosofía del mejor servicio.

- Frente a este panorama y con la llegada de cielos abiertos, ¿cómo ve el camino para Avianca?

Hemos participado con esa política y creemos que efectivamente el país necesita integrarse a nivel aéreo. Hemos apoyado los cielos abiertos con Estados Unidos, pero creemos que la discusión de los acuerdos bilaterales debe tener un propósito, que sirva al desarrollo de la industria aérea en el país generando una mayor y sana competencia.

- ¿Qué pasará con los 787 Dream Liner?

Nuestro contrato de los 787 estará listo en 2014, pero todavía no ha concluido el proceso de negociación con Boeing por el impacto en el retraso para la entrega de estos aviones. Tenemos en firme una orden de 12 aviones.

- ¿Cómo ve Avianca la infraestructura en la región y el país?

En general, a América Latina le pasó algo y es que la industria creció de forma más acelerada que la infraestructura, y ésta se convirtió en un obstáculo al desarrollo del sector aéreo, que en un país es más que en otros y Colombia no fue la excepción.

- ¿Cómo está Eldorado?

En junio del próximo año, cuando esté listo la terminal internacional, vamos a sentir una mejora cualitativa muy importante; sin embargo, desde ya hay que pensar en el desarrollo de nuevas fases del Plan Maestro del aeropuerto.

- ¿Cuál es el otro problema del sector?

La otra parte del problema es el manejo del tráfico aéreo. A pesar de los esfuerzos de la Aerocivil, es urgente ampliar el número de operaciones aéreas, especialmente en Eldorado, a través de la introducción de nuevas tecnologías, la definición de nuevos procedimientos y procesos, así como más entrenamiento a los controladores aéreos y mejores condiciones laborales.

- Las demoras por clima, ¿cómo se podrían eliminar?

Nosotros somos responsables, pero la mayor cantidad de demoras que tenemos se deben a las limitaciones de trafico aéreo en Bogotá y esto hay que solucionarlo, esto ya está inventado, sólo hay que aplicarlo.

- ¿Cómo está la chequera para salir de compras en la región?
 

La chequera está bien, pero no estamos de compras.

- ¿Qué pasó con Satena?

No sé. El que debe definir el proceso es el gobierno y no tenemos mayor información sobre qué es lo que pretende hacer. No sabemos en qué estado esté el proceso de Satena.

- ¿Hay competencia entre el bus con el avión?

Es real. Volar era un privilegio. Hoy en día cualquier persona tienen acceso a un tiquete. Lo que hemos visto es que hay tarifas, incluso las nuestras, que son más económicas que el bus.