"Colombia ya es un 'hub' (centro) de distribución de vuelos en América Latina. Los pasajeros brasileños podrán utilizar ese punto de conexión principalmente para el Caribe y América del Norte", afirmó durante una rueda de prensa en Sao Paulo el presidente de Avianca Brasil, José Efromovich.

El ejecutivo, hermano del empresario brasileño de origen boliviano Germán Efromovich, el principal accionista del grupo, indicó que las posibilidades para nuevas rutas propias, con destino a Europa, "son mínimas en los próximos doce meses".

La tarifa promedio para la ruta redonda, en clase económica, será de US$665,5, sin incluir las tasas aeroportuarias locales de embarque cobradas en cada país.

Avianca Brasil, antigua Ocean Air, será la tercera empresa brasileña en operar directamente vuelos internacionales, al lado de TAM y Gol-Varig.

En 2011, apuntó Efromovich, la empresa pretende inaugurar dos rutas más, una en Suramérica y otra en América del Norte.

Los vuelos para Colombia, que saldrán del aeropuerto Cumbica de Guarilhos, que opera para Sao Paulo, serán realizados inicialmente en tres aeronaves del modelo Airbus 319, pero no se descarta que la ruta sea reforzada con otros aviones de la matriz colombiana.

La aerolínea brasileña estudia la posibilidad de integrarse a los grupos Star Alliance, Oneworld o Delta SkyTeam, para compartir destinos con otras compañías.

Para 2011 la empresa espera incorporar seis nuevas aeronaves, que se sumarán a las actuales 17 que operan las rutas nacionales en Brasil.

El cálculo del crecimiento en facturación para este año de las operaciones en Brasil es de 25% superior al de 2009 y la previsión de inversiones para el próximo lustro es de US$1.600 millones, sin descartar, a largo plazo, una oferta de acciones para cotizar los títulos en la bolsa, apuntó Efromovich.