Tegucigalpa. Para los avicultores hondureños, las exportaciones de huevo hacia Nicaragua son una muestra de la capacidad que tiene este sector productivo de competir en el mercado centroamericano.

Adalberto Discua, presidente de la Asociación Nacional de Avicultores de Honduras (Anavih), aseguró que esta comercialización es un proceso totalmente legal y válido en la región.

"El proceso de acceder a los diferentes mercados inició hace varios años, con la declaratoria de convertir la avicultura hondureña en efectiva, productiva y competitiva, en eso entramos a un proceso de mejora continua y hoy en día hay un porcentaje de granjas hondureñas en el sector de huevo que ha sido certificada para entrar al mercado regional y parte del huevo ingresó a Nicaragua por estar certificada y cumplir con los requisitos legales de país".

En Honduras existen tres plantas certificadas para exportar a Centroamérica, sin embargo, son más las que se encuentran en proceso de lograr esa autorización.

"A Nicaragua se acaba de retomar las exportaciones pero tenemos una capacidad de enviar de 500 a 800 cajas diarias de huevo", confirmó Discua.

Ante el reclamó de avicultores y empresarios nicaragüenses sobre la comercialización del producto a menor precio, Discua comentó que "de la competencia deberían verlo en los términos de los requisitos legales que cumplimos en cada país, si un producto hondureño cumple los requisitos no se puede acusar de una competencia desleal, nunca estaremos de acuerdo con el tema de contrabando, en ese sentido la exportación cumplió con los requisitos legales y estamos haciendo valer nuestro estatus sanitario".

En Honduras existen 122 granjas avícolas que se especializan en producción de huevos y 49 que se dedican al pollo, del total de las granjas asociadas.

No obstante se sabe de otras 35 granjas de huevos que no están asociadas a la Anavih.

Según el censo avícola de 2009, el mayor número de granjas y avicultores se encuentra localizado en los departamentos de Cortés y Francisco Morazán, con un 54% del total de las granjas y un 50% de los avicultores.

A nivel general de toda la industria, la Anavih dice que las inversiones acumuladas al año 2010 superan 10.000 millones de lempiras (US$519 millones).

En el año 2002, las inversiones oscilaban entre 4.000 y 6.000 millones de lempiras (US$208 millones y US$311 millones).