Japan Airlines Co (JAL) dijo este domingo que un avión Boeing 787 Dreamliner que estaba siendo examinado en Tokio tras una fuga de combustible en el aeropuerto de Boston la semana pasada había presentado el problema durante pruebas realizadas previamente durante el día.

Una válvula abierta en la aeronave provocó un derrame de combustible desde una boquilla en el ala izquierda usada para sacar combustible, dijo una portavoz de la compañía.

El avión se encuentra fuera de servicio tras derramar alrededor de 40 galones de combustible en la pista del aeropuerto en Boston debido a otro problema relacionado con válvulas.

En Boston, una válvula diferente en el avión se abrió, lo que provocó un flujo de combustible desde el tanque central al tanque principal de la izquierda. Cuando ese tanque se llenó, rebalsó un tanque auxiliar y salió por un conducto de ventilación.

Las causas de ambos incidentes son desconocidas, agregó la portavoz de JAL.

No hay una fecha establecida para que el avión vuelva a entrar en servicio.

Este viernes, el Gobierno de Estados Unidos ordenó una amplia revisión de aeronaves Boeing 787 Dreamliner, citando la preocupación sobre incendios y otros problemas, pero insistió en que el avión de pasajeros aún es seguro para volar.

JAL y su rival local All Nippon Airways Co vuelan 24 de los 49 Dreamliner entregados hasta fines de diciembre.