Montevideo. La empresa estadounidense Strategic Air Finance (SAF) compró por US$70,3 millones los siete aviones de la liquidada aerolínea uruguaya Pluna para arrendarlos a otras compañías aéreas, informó el jueves una fuente vinculada con la transacción.

Las aeronaves se vendieron por la mitad de los US$137 millones que habían sido ofertados en una subasta posteriormente anulada por las irregularidades que más tarde llevaron a la renuncia y procesamiento sin prisión del entonces ministro de Economía.

"La oferta era por US$11 millones por avión pero había que descontarle los daños a los motores, que fue lo que se hizo, y el precio total quedó en aproximadamente 70,3 millones", dijo a Reuters Gabriel Ferreira, supervisor de la venta.

El nivel de daños de algunos de sus motores, que han estado fuera de servicio desde mediados de 2012 cuando Pluna fue liquidada con un pasivo de 300 millones de dólares, determinó que el precio final fuese inclusive menor a los 77 millones originalmente ofertados por SAF.

Los compradores están dedicados al negocio de adquirir aeronaves con uso para arrendarlas a compañías en todo el mundo.

El mantenimiento de los aviones tenía un costo mensual de unos US$400.000 para el Estado uruguayo, que era propietario del 25% de Pluna.