Tegucigalpa. Seis de los siete ingenios azucareros que operan en Honduras fueron multados ayer por prácticas anticompetitivas.

La Comisión para la Defensa y Promoción de la Competencia de ese país (CDPC) impuso una multa de 61 millones de lempiras (US$3,1 millones) a los ingenios azucareros Chumbagua, Cahsa, Yojoa, Choluteca, La Grecia y Tres Valles.

Esta decisión fue tomada luego de que se comprobara su responsabilidad de concertar precios como una práctica restrictiva a la libre competencia, de acuerdo a lo explicado por la CDPC.


La sanción impuesta responde a violaciones a la Ley de Competencia, específicamente en lo referido al artículo cinco, numero uno, que establece la prohibición de contratos, convenios, prácticas concertadas, combinaciones o arreglos entre agentes económicos competidores o competidores potenciales, escritos o verbales, cuyo objeto o efecto entre otros sea el establecimiento de precios, tarifas o descuentos.

Esta investigación comenzó en el 2009 y arrojó suficientes elementos para iniciar un procedimiento sancionatorio, principalmente por el tema fijación de precios, por parte de los ingenios azucareros.

Entre los criterios evaluados por la Comisión se mencionan la estructura de mercado del sector, la cual tienen un número reducido de participantes y altamente concentrada.

Además, se mencionan que producen y comercializan un producto homogéneo; y su mecanismo de cooperación horizontal es consolidado en alianzas y relaciones de sinergia que deriva en acciones conjuntas.

Se analizó también que forman parte de la Asociación de Productores (APAH), lo cual, en teoría, puede servir de base para la coordinación de actividades económicas y de intercambio de información.

Por su parte, la Central de Ingenios (CISA) y que Azunosa no utiliza el mismo canal de distribución que el resto, pues vende su producto directamente a un consumidor industrial.