La comercialización y construcción de proyectos inmobiliarios de lujo en Panamá ha presentado poco dinamismo este año, ya que el mercado está enfocado en suplir la demanda de obras hasta los US$80.000.

El segmento de lujo, que va desde los US$250,001 en adelante, destinado para los compradores extranjeros, no ha logrado estabilizarse y registra ventas mínimas.

Para ser más precisos, al primer semestre de 2011 las ventas de proyectos de lujo solo marcaban el 2% de las transacciones totales del sector inmobiliario panameño; sin embargo, esto representa un alza del 1% comparado con igual período del 2010.

Michael Fernández, asesor económico de la Cámara Panameña de la Construcción (Capc), detalló que definitivamente no se hacen proyectos de lujo en la cantidad de años atrás, porque se ha dado un redireccionamiento de las obras de construcción hacia otros nichos, como infraestructuras públicas.

En detalle, al primer semestre del año, el 15% de las ventas del Consejo Nacional de Promotores de Vivienda (Convivienda) se encontraba en el rango de hasta US$30 mil; el 25% de US$30 mil a US$40 mil y 18% en el renglón de US$65 mil a US$80 mil.

En segmentos de lujo, por encima de US$350.000 las ventas dependen mayormente del mercado externo, por lo que las crisis en países europeos, Canadá o Venezuela, pueden marcar cambios significativos en los procesos de ventas.