La Paz. El menor valor de exportaciones bolivianas, principalmente por la venta de gas, provocado por el descenso del precio internacional del crudo, dejó una merma de 13,6 por ciento de las Reservas Internacionales Netas (RIN) en 2015, respecto a 2014.

El nivel de  las RIN, sin embargo, continúa alto con respecto al producto interno bruto (PIB).

Estas son las consideraciones del Banco Central de Bolivia (BCB), el gobierno y analistas económicos, quienes por separado, consideraron que además de la baja del valor de las exportaciones, se suma otro elemento como la necesidad de mantener las importaciones.

Las cifras muestran que las RIN llegaron hasta el 31 de diciembre de 2015 a 13.055 millones de dólares, suma inferior en 13,6 por ciento a los 15.122,8 millones de dólares con los que se cerró la gestión 2014.

El vicepresidente de Bolivia, Alvaro García, explicó que la caída de las RIN en el último año y medio de 2.000 millones de dólares se debió a la baja del precio de las materias primas y una norma que permitió que "algunas personas compraran y vendieron dólares por fuera del país, mediante circuitos internacionales".

"En el último año y medio ha habido una caída de cerca de 2.000 millones de dólares de las reservas internacionales, una buena parte tiene que ver con la caída de los precios internacionales de los productos y otra parte con una antigua ley que exigía el pago de impuestos a la venta y compra de dólares", detalló la autoridad.

Las RIN están compuestas por las Reservas Monetarias (89,1 por ciento) y las Reservas de Oro (10,9 por ciento).

Las RIN se dividen en dos tramos, uno el Tramo Precautorio (57,1 por ciento) y segundo el Tramo de Inversión (30,4 por ciento), y los Derechos Especiales de Giro por 1,6 por ciento sobre el total de las RIN.

Pese a todo, las RIN "dan garantía, seguridad y solidez económica" afirmó el presidente Evo Morales, al señalar que convocará a Bolivia a representantes de organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para discutir cómo afecta y cómo enfrentar regionalmente la crisis económica del capitalismo.

"La gran ventaja que tiene Bolivia son sus reservas internacionales, es una gran garantía", aseveró.

A su vez el ministro de Economía, Luis Arce, afirmó que Bolivia está mejor preparada que todos los países de la región para enfrentar la caída de los precios internacionales del petróleo, previsión que es compartida por todos los organismos internacionales.

Según Arce, Bolivia cuenta con instrumentos financiero para enfrentar esa baja del petróleo.

Precisó que uno de esos instrumentos es el actual "stock" de las RIN que, a su juicio, es el más alto de la región, con respecto al PIB.

"Tenemos solventes garantías con las reservas internacionales, somos de lejos la economía con más reserva con respecto a su PIB. Ese es un enorme colchón financiero", explicó.