La investigación que el Departamento de Justicia de Estados Unidos realiza a Banamex en materia de prevención de lavado de dinero no es algo nuevo, sino parte de un proceso constante que aplica a todas las subsidiarias de Citi y a otras instituciones financieras, aclaró el director general del grupo financiero en México, Ernesto Torres Cantú.

En conferencia de prensa en la que dio a conocer los resultados trimestrales para el grupo, Torres Cantú precisó que, de manera continua, la autoridad estadounidense requiere a Citi expedientes que contengan información en materia de prevención de lavado de dinero.

“Citigroup está cooperando con estas peticiones de información. De la misma manera que cualquier otra subsidiaria, Banamex también ha entregado información relacionada con estos mismos requerimientos de información. No es algo nuevo, es exactamente lo que hemos informado desde hace más de un año, y es en la misma línea como cualquier otra subsidiaria”, puntualizó el banquero.

Añadió: “no es diferente de otras investigaciones que el Departamento de Justicia tiene con otras instituciones”.

El pasado viernes, la agencia de noticias Bloomberg reveló que la justicia estadounidense está investigando a Banamex por un supuesto tema de lavado de dinero.

Ernesto Torres Cantú destacó que Banamex realiza “enormes esfuerzos” para atacar este tema desde dos flancos: la identificación y monitoreo del cliente, y la inversión en sistemas y personas.

Como ejemplo, mencionó el acuerdo que hay con el Instituto Nacional Electoral y del que el banco realiza una prueba piloto, que tiene que ver con la identificación de los clientes.

“Eso es fundamental para un sistema financiero sano, y lo que esperamos es que esa prueba piloto se extienda a todos los bancos en un futuro muy próximo”, indicó.

Detalló que una parte importante en la prevención de lavado de dinero es monitorear las cuentas para verificar si hay movimientos inusuales. “Es un proceso continuo: ver qué pasa con las cuentas de los clientes y tratar de identificar comportamientos que no son tradicionales”.

El director general de la institución en México aclaró que el cierre de Banamex USA no tuvo nada que ver con lavado de dinero (aunque se le aplicó una sanción por ello), sino que más bien es porque es una filial de Citi que no da las suficientes utilidades al grupo.

“Creen (en Citi) que podemos atender a esos clientes (de Banamex USA) a través de Citibank en Estados Unidos o de la oferta que tenemos para clientes internacionales de Citi en Estados Unidos. Los atendemos de una mejor manera, más eficiente y mejor para ellos y para nosotros”, explicó.

Peso se apreciará. Directivos de Banamex también se refirieron a la depreciación del peso de las últimas semanas.

Alberto Gómez Alcalá, director del área de Investigación del banco, reconoció que este fenómeno sólo solía verse en épocas de crisis, pero dijo que hoy es un fenómeno global por la apreciación del dólar, además que se aleja de otros factores macroeconómicos locales que sí son positivos para el país.

“Ahora estamos viendo este movimiento devaluatorio, simultáneamente a la inflación más baja de la historia del país, y al comportamiento de otras variables que hablan de la salud macro, que van en otra dirección”, mencionó.

Detalló que el tipo de cambio está comportándose hoy día de una “manera rara”, lo que, consideró, puede deberse a que el peso mexicano es una moneda muy líquida.

No obstante, el directivo confió en que una vez que pase la incertidumbre en torno a la decisión de la Fed , el peso se aprecie.

“Sí hemos notado que ha habido algunas repercusiones de esa devaluación en precios, pero no lo vemos en la inflación porque hay otros precios muy importantes para el consumo de la planta industrial, como los de los energéticos, que han tenido caídas”, enfatizó.

El director general de Banamex, agregó al respecto que no es que haya un peso débil, sino un dólar fuerte. “Hay una devaluación del resto del mundo, incluyendo el peso mexicano”.