La Paz. La Asociación de Bancos Privados (Asoban) afirma que existen riesgos en otorgar créditos a bajas tasas de interés al sector agrícola debido a que existe inseguridad jurídica sobre la tenencia de la tierra.

La Csutcb dice que las sequías y las inundaciones son otras de las causas.

El secretario ejecutivo de Asoban, Marcelo Montero, explicó que hay gente que está en condiciones de ilegalidad porque ha hecho desmontes no permitidos, que es una de las causales para la reversión de tierras.

Esta situación —dijo el ejecutivo— ha provocado que existan varios factores que impiden el “crecimiento” en el acceso al crédito bancario por parte del sector agropecuario.

Montero recordó que para otorgar un crédito al sector agrícola se parte de la base de la seguridad jurídica de la tenencia de la tierra y no es sólo realizar una declaración y luego colocar los fondos.

“Esto es un problema de riesgos y lo que ustedes tienen que tener bien en claro es que la banca no arriesga su dinero, lo que está arriesgando es el dinero de los depositantes”, explicó el ejecutivo.

La inseguridad jurídica que genera la reversión de tierras representa una amenaza para la producción de alimentos y es el principal obstáculo para que las entidades del sistema financiero encaminen el crédito al sector agrícola, afirmó el 22 de agosto el presidente de Asoban, Kurt Koenigsfest.

En criterio de Montero, en la actualidad se otorgan créditos al sector productivo, del que forma parte el área agrícola, a “tasas menores al 6 y 5%”, que son intereses bastante bajos.

Según el artículo 56 de la Ley de Revolución Productiva, Comunitaria y Agropecuaria, las entidades financieras que tengan participación en el sector agropecuario deberán incrementar gradualmente su cartera de crédito al mencionado sector, para lo que la entidad responsable de la supervisión financiera emitirá una normativa complementaria.

Sin embargo, Montero sostuvo que para impulsar el crédito “en el sector agropecuario lo que hay que entender no es sólo lo que dice la ley, sino las condiciones que estás dando, o sea entre ellos”, que son el que solicita el crédito y el prestamista.

Consulta. El ejecutivo de Asoban planteó la realización de un referéndum para consultar a la “gente que ahorra en la banca, si está dispuesta a prestar a tasas mínimas que le significa recibir intereses medios y la posibilidad de perder sus recursos y (si) creen que eso afecte al sistema”.

Este martes, el viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez, dijo que se están realizando gestiones ante instituciones privadas y públicas con el fin de bajar las tasas de interés de los créditos agropecuarios por debajo del 6%, en el marco del Fondo Crediticio Comunitario, porque se busca el aumento de la producción de alimentos de consumo masivo.

Montero mencionó que es difícil para la banca seguir bajando los intereses para los préstamos porque “estamos en niveles de tasas más bajas de toda Latinoamérica”.

El secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Rufo Calle, indicó que las sequías y las inundaciones que se registraron también fueron la causa para que los campesinos no puedan acceder a créditos de la banca, para aumentar la producción de alimentos.

“Nosotros, por ejemplo, habíamos planteado en su momento (que) para garantizar y acceder al sistema crediticio nuestras propiedades sean tituladas y homologadas individualmente (...) para que la persona que posee tierra pueda hipotecar y (pueda) tener un crédito bancario”.

Montos que se dieron en créditos. De enero a julio de la presente gestión, el 36% de la cartera crediticia de las entidades bancarias (US$1.500 millones) fue otorgado a proyectos productivos en todo el país, informó la Asociación de Bancos de Bolivia (Asoban).