Al 30 de junio de la presente gestión, el sistema financiero boliviano logró repatriar US$116 millones que había invertido en el exterior, según datos contenidos en el Informe de Estabilidad Financiera Enero-Junio 2010 del Banco Central de Bolivia (BCB).

El 9 de junio de este año, La Razón informó de que la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) bajó el límite para las inversiones de la banca en el extranjero, con el objetivo de reducir los riesgos de contagio ante posibles crisis externas.

“La crisis financiera internacional de los dos últimos años ha puesto en evidencia la fragilidad de los sistemas financieros ante shocks externos, siendo canal de contagio la presencia de elevados niveles de operaciones con entidades del exterior”, señala la resolución emitida el 26 de mayo de este año por el ente regulador.

Según el Informe de Estabilidad Financiera del Banco Central de Bolivia, entre junio del 2009 y mayo del 2010 las inversiones en el exterior del sistema financiero se incrementaron en US$312 millones. Pero si se toma en cuenta el período enero-mayo de este año, la cifra alcanza a US$109 millones.

“En junio del 2010 el saldo de inversiones financieras en el exterior se redujo en $us 116 millones. Con esta medida se protege a las entidades del sistema financiero ante posibles shocks externos y hasta diciembre del 2010 se prevé la internación de US$269 millones”, indica el informe del BCB.

El 2 de septiembre, el director de la ASFI, Reynaldo Yujra, declaró a La Razón que el Banco Mercantil Santa Cruz y el Banco Nacional de Bolivia deberán repatriar hasta diciembre de este año más de $us 200 millones.

“En términos de montos son más de $us 200 millones que estarían generando financiamiento para nuevas alternativas de inversión”, explicó.

Reglamento de inversión. La ASFI implementó las modificaciones al reglamento de inversiones con el propósito de reducir la exposición al riesgo de las entidades financieras en los mercados externos.