Teniendo en cuenta la vulnerabilidad del sector público para el fraude electrónico, el sector bancario está implementando requerimientos mínimos de seguridad en la prestación de servicios transaccionales a las entidades públicas.

La información fue revelada por la presidenta del gremio, María Mercedes Cuéllar, quien afirmó que el interés de la banca es el de colaborar en la protección, buen uso y mayor seguridad en el gran flujo de recursos públicos que se mueven a través de la banca.

La representante de los banqueros indicó que "estamos trabajando en el principio de corresponsabilidad por parte de los usuarios".

Explicó que la banca hace grandes inversiones en materia de seguridad, pero los usuarios también deben adoptar medidas más seguras para la realización de sus operaciones financieras.

El alto volumen de operaciones que se realiza diariamente en el sector público, las debilidades en el manejo de usuarios, en las claves y mecanismos de autenticación, así como en el acceso a los computadores a través de los cuáles realizan sus operaciones de tesorería son temas que requieren mayor prevención y seguridad para evitar el fraude, afirmó la presidenta del gremio, según comunicado de prensa.

Manifestó que se han identificado muchos intentos de fraude en horarios no habituales como altas horas de la noche, fines de semana o festivos. Esta situación llevó a la banca a definir un acuerdo interbancario que busca garantizar que las operaciones de sus clientes se realicen con los más altos niveles de seguridad.

Según este acuerdo, algunas de las medidas que la banca está exigiendo a las entidades públicas tienen que ver con la obligación de la utilización de las direcciones IP fijas para la realización de transacciones a través del portal empresarial, dice el informe.

Para tal efecto, las entidades públicas deberán registrar previamente en la entidad bancaria dichas direcciones, explica el gremio que representa a los banqueros.

La banca no aceptará, cuando se trate de transacciones monetarias, archivos, ni cartas de autorización que no sean enviados a través del portal de la entidad bancaria, reitera el informe.

También se exigirá a la entidad pública la utilización de uno de los mecanismos fuertes de autenticación que ofrezca el banco para operaciones a través de internet.

De manera adicional, se bloqueará el acceso de las entidades públicas a los portales empresariales para la realización de transacciones durante los fines de semana (incluye sábados y domingos) y festivos, dice el informe.

Para afinar las medidas, los banqueros se reunirán con el Ministro de Hacienda, la Contralora General de la República, el Procurador General de la Nación, el Auditor General de la República y el Superintendente Financiero, la Alta Consejera para la Gestión Pública y Privada. La reunión será el próximo 21 de octubre.