Santander. El sistema financiero español se enfrenta a un largo período para culminar un proceso de concentración que en la actualidad está siendo protagonizado en una primera fase por las cajas de ahorros, dijo este jueves el presidente la Asociación Española Bancaria, Miguel Martín.

La ola de fusiones podría luego alcanzar a los bancos comerciales.

"El saneamiento no se consigue de la noche a la mañana, lo que se ha hecho ahora es iniciar el proceso, es simplemente el diseño de una reesctructuración como ha reconocido el propio Banco de España, no la culminación de una proceso," manifestó Martín en un foro económico.

Martín se mostró convencido de que la consolidación del sistema financiero en España contribuirá a sanear el balance de las entidades y a la recuperación económica.

Existe convencimiento de que la consolidación del sistema financiero en España contribuirá a sanear el balance de las entidades y a la recuperación económica.

Clave de reestructuración. Por su parte, el vicepresidente de Santander, Matías Rodríguez Inciarte, dijo que la clave y el sentido de la reestructuración del sistema financiero español pasaba por la reducción de la sobrecapacidad instalada y la reducción de costos.

En la actualidad se ha agilizado el proceso de consolidación entre las cajas de ahorro españolas, muchas de ellas con la solicitud de ayudas públicas, que podría dejar el número final de estas entidades en un número inferior a la veintena, desde las 45 con las que se contaba antes del inicio de la crisis financiera internacional.

El presidente de la patronal bancaria destacó que los bancos españoles, a diferencia de muchas cajas, se embarcarían en un proceso de fusiones de carácter voluntario y sin apelación al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), como el que podrían protagonizar Sabadell y el Banco Guipuzcoano.

"La cosa buena del Guipuzcoano y Sabadell es que es voluntario y confirma que la bancos decidieron muy pronto en la crisis que ellos no iban a apelar a fondos públicos, sino a hacerlo con sus propios medios," dijo Martín.

Otros bancos podrían seguir el camino. Martín no dudó en reconocer que otros bancos españoles podrían seguir el camino de estas entidades para afrontar la caída del negocio bancario en España y los incrementos de las tasas de morosidad.

"Si otras entidades viesen que les convendría, no les quepa la menor duda que las llevarán a cabo porque han comprendido las causas de la crisis. Tomarán las medidas que consideren conveniente y no tendrán que ser llamados al orden por el Banco de España," aseguró el presidente de la patronal bancaria.