A fin de aumentar la participación de la banca pública en el sistema financiero ecuatoriano, las autoridades anunciaron un plan que busca asociar a las cooperativas rurales de Ecuador y así lograr una mayor presencia en el mercado rural de ese país, al que no accede la banca privada.

El atractivo de usar las cooperativas como plataforma de crecimiento para la banca pública se explicó por el crecimiento de 13,22% que ha registrado ese sector desde 2007 a 2010. Por este motivo, Katiuska King, titular del Ministerio Coordinador de la Política Económica, cree que “es importante considerar a las cooperativas (dentro del proyecto) porque son las que más cerca están de la gente”, de acuerdo a La Hora de Ecuador.

Los objetivos de este programa consisten en la inclusión de la población al ahorro, crédito y a la provisión de servicios financieros y, sobretodo, al conocimiento de la gente sobre los servicios que presta cada institución financiera pública.

Con este proyecto, que tendrá una duración de un año, la gente podrá tener acceso a la solicitud de créditos vía internet y acceder a un sistema de ventanilla compartida donde el cliente podrá realizar cualquier transacción interinstitucional sin importar en qué entidad pública tenga habilitada su cuenta.

También podrá acceder a la creación de puntos de cobro y pagos no bancarios de entidades estatales, es decir, la persona podrá realizar este tipo de transacciones en agencias de Correos del Ecuador y de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT).