Bogotá. Los bancos que operan en Colombia registraron en abril una desaceleración en el ritmo de crecimiento de sus utilidades, así como en la colocación de cartera, revelaron el martes cifras de la Superintendencia Financiera, en línea con la moderación de la economía.

La utilidad neta de las entidades financieras en abril alcanzó un billón de pesos (US$386,8 millones), un 30% inferior a los 1,43 billones de pesos de marzo (US$549,9 milones).

En los primeros cuatro meses del año la banca acumuló un beneficio neto de 4,18 billones de pesos. (US$1.617,6 millones).

En tanto, la cartera bruta de los establecimientos de crédito creció un 10,8% anual a abril, a 346,7 billones de pesos (US$134.114 millones), en comparación con el monto registrado hasta marzo, de 345 billones de pesos (US$132.689 millones), cuando aumentó un 11,95% anual.

En abril, la cartera de créditos subió 1,7 billones de pesos, frente a los 4 billones de pesos que creció en marzo.

La Superintendencia Financiera destacó que la cartera ha mantenido un adecuado indicador de calidad, reflejado en una baja proporción de préstamos en mora.

Según la modalidad, el 57,62% de los créditos correspondieron a cartera comercial, un 26,59% a consumo, 12,83% a vivienda y 2,96% a microcrédito.

El Banco Central colombiano ha mantenido inalterada por 10 meses consecutivos su tasa de interés de referencia en un 4,5%, un nivel considerado expansionista por la autoridad monetaria, en busca de impulsar a la alicaída economía.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia se expandiría un 3,6% este año, según la meta del Gobierno, frente al 4,6% que alcanzó en el 2014.