El sector financiero de El Salvador cerrará 2010 con una cartera de activos por encima de los US$12.949,1 millones (dato al 30 de noviembre de 2010) y niveles de liquidez satisfactorios por encima de la norma, cifras que dan una idea de la robustez del sector.

El rubro, conformado por 13 entidades, logró este año un ligero repunte luego de un 2009 opaco y hasta el 30 de noviembre acumulaba ganancias totales por US$107.5 millones, más del doble de lo reportado al cierre de 2009 cuando tuvo ganancias por $43.98 millones (una caída del 80% en comparación al cierre de 2008).

Según datos de la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF), el sector comienza a dar señales de recuperación y prácticamente se está llegando a los niveles de rentabilidad de 2008.

La entidad más eficiente del sistema es Banco Agrícola (el banco es controlado por el Grupo Bancolombia), el que este año acumula utilidades por el orden de los $67.5 millones.

La institución es también el banco mejor posicionado en la XII Encuesta de Marcas de LPG Datos publicada en la edición de diciembre de El Economista. En el estudio la entidad tiene un 36% de opiniones favorables y supera con creces a su más cercanos rivales en las preferencias: HSBC (11.8%) y Citibank de El Salvador (10.9%).

HSBC junto con BAC-Credomatic son también dos de los bancos con mejores rendimientos: la filial del banco inglés en El Salvador acumuló hasta noviembre US$11.9 millones, mientras que el BAC-Credomatic lo sigue de cerca con US$10 millones. Al final de la cola, los nacionales de Fomento Agropecuario e Hipotecario cierran el año en saldo con utilidades de US$1 millón.