Rio de Janeiro. El banco estatal Bndes de Brasil recibirá al menos 45.000 millones de reales (US$27.000 millones) del gobierno para extender su programa de préstamos de bajo costo para apoyar inversiones de compañías en bienes de capital, informaron el martes medios locales.

El estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) ha sido un impulsor clave del crédito para empresas desde que los préstamos del sector privado se secaron en el 2008, pero su continuo uso de préstamos subsidiados ha generado críticas de que está contribuyendo al sobrecalentamiento de la economía.

El Bndes prestó un récord de 168.400 millones de reales (US$100.800 millones) el 2010, un 23% más que el récord anterior en el 2009.

La cifra de 47.000 millones de reales (US$28.162 millones), informada por los periódicos Folha de S. Paulo y Brasil Económico, es cercana a los 50.000 millones de reales (US$29.981 millones)  que el gobierno dijo que recortará del presupuesto este año en un intento por enfriar la economía y aliviar las presiones sobre los precios.

El monto total aún no ha sido decidido, pero no será más de 80.000 millones de reales (US$48.000 millones), informó Brasil Económico.

El presidente del Bndes, Luciano Coutinho, dijo en diciembre que quiere reducir el rol del banco en la economía brasileña para permitir una mayor participación de otras firmas.

Representantes del Bndes y del ministerio de Hacienda de Brasil no estuvieron inmediatamente disponibles para responder a las solicitudes de comentarios sobre la noticia.

La mayor parte del aumento del crédito del 2010 por parte del Bndes se debió a una transacción de 24.700 millones de reales (US$14.810 millones) con la petrolera estatal Petrobras vinculada a la enorme capitalización de US$70.000 millones de septiembre.

Impulso a adquisiciones. El Bndes ha sido la fuerza rectora detrás de muchas de las mayores adquisiciones corporativas de Brasil en meses recientes, financiando a denominados campeones nacionales que buscan un mayor rol global.

Los préstamos subsidiados del banco a negocios brasileños también han generado críticas de parte de rivales del sector privado, que se quejan de competencia desleal.

Alrededor de un 47% de los préstamos del 2010 fueron al sector industrial, con un 31% destinado a proyectos de infraestructura, dijo el Bndes en un comunicado enviado por correo electrónico.

El banco accedió a prestar miles de millones de reales a empresas como Mercedes-Benz, la unidad de fabricación de camiones de Daimler AG y al operador de carreteras concesionadas Ecorodovias.

El Bndes también se ha convertido en la principal fuente de financiamiento para enormes proyectos de energía hidroeléctrica y accedió a prestar hasta 20.000 millones de reales (US$11.992 millones) para un tren bala que conecte Río de Janeiro con Sao Paulo.

La entidad aprobó 200.700 millones de reales (US$119.925 millones) en líneas de crédito en el 2010, mientras que la demanda de préstamos por parte de las compañías llegó a 255.900 millones de reales (US$153.444 millones). No todas las líneas de crédito son pagadas el mismo año en que se aprueban.

El presidente del Bndes, Luciano Coutinho, dijo en diciembre que quiere reducir el rol del banco en la economía brasileña para permitir una mayor participación de otras firmas.

El Bndes es responsable de 20% a un 25% de inversiones en el país y Coutinho dijo que sería ideal rebajar esa cifra a 10% a 12%.