Sao Paulo. El brasileño Banco Bradesco tiene planes de acelerar el crecimiento de su cartera de créditos este año, a medida que la mayor economía de Latinoamérica se va recuperando de una recesión, aunque prevé más presiones sobre los márgenes.

El segundo mayor prestamista privado de Brasil proyecta un crecimiento de su portafolio de créditos de entre 3 y 7% en 2018, de acuerdo a estimaciones divulgadas este jueves.

El año pasado, la cartera de préstamos del banco se redujo en 4,3% debido a una reducción de los créditos corporativos.

Bradesco estimó que las ingresos por intereses podrían permanecer estables o disminuir en un máximo de 4%, puesto que las tasas de interés en Brasil se encuentran en mínimos históricos y la competencia por ofrecer crédito se ha incrementado.

La compañía reportó una ganancia neta recurrente de 4.862 millones de reales (US$1.530 millones) en el cuarto trimestre, en línea con las estimaciones de los analistas.