El Banco Central de Brasil obtuvo 24.600 millones de reales (US$12.000 millones) de beneficios en 2012, según informó este jueves el organismo emisor, en lo que es el mejor resultado desde 2008.

El saldo del Banco Central fue aprobado este jueves por el Consejo Monetario Nacional (CMN), formado por los ministros de Hacienda, Guido Mantega, de Planificación, Miriam Belchior, y el presidente del organismo, Alexandre Tombini.

El resultado supera el lucro de 23.500 millones de reales (US$11.500 millones) obtenidos en 2011.

El Banco Central explicó que el beneficio en el primer semestre de 2012 fue de 12.310 millones de reales (unos US$6.000 millones), mientras que en el segundo, fue de 12.290 millones de reales (unos US$6.000 millones).

El dinero logrado por el Banco Central podrá ser utilizado ahora por el Tesoro Público para recudir la deuda pública, aunque no podrá ser usado para gastos del presupuesto del gobierno federal.

"Este resultado se debió a las ganancias netas de 75.700 millones de reales (US$37.500 millones) en operaciones con moneda extranjera, lo que fue parcialmente compensado por una pérdida neta de 50.700 millones de reales (US$25.000 millones) en operaciones con la moneda local", explicó el director de Administración del Banco Central, Altamir Lopes.

El resultado del Banco Central, sin embargo, no incluye las operaciones de divisas en el período. En 2008, la autoridad monetaria pasó a divulgar su balance sin las operaciones de cambio en una cuenta separada, en referencia al patrimonio de la entidad.

En aquel momento, el gobierno alegó que en otros países, los activos en moneda extranjera (reservas internacionales) son contabilizados junto con los pasivos (tales como la deuda externa), eliminando variaciones bruscas en el resultado contable por cuenta de variaciones de tasa de cambio.