Buenos Aires. El directorio del banco central de Argentina aprobó el jueves la transferencia al Tesoro de 3.000 millones de pesos (US$763 millones) de ingresos registrados en 2009.

La transferencia es la segunda este año que involucra ganancias obtenidas durante la depreciación del peso durante 2009. En febrero, el banco central transfirió 1.500 millones de pesos al Ministerio de Economía.

En 2009, el Banco Central registró una ganancia de 23.500 millones de pesos US$5.970 millones debido a la depreciación de la moneda local frente al dólar. Una parte importante de ese monto se entregará este año al Ministerio de Economía para el gasto gubernamental este año, aunque un portavoz del banco central dijo que el monto total no ha sido determinado.

El portavoz añadió que cada mes se acordará con el banco central el monto a transferir.

El gobierno depende del banco central para financiarse este año en medio de fuertes gastos y su incapacidad de recurrir a los mercados extranjeros de bonos tras el incumplimiento de 2001 y las disputas con tenedores de bonos.