Sao Paulo. El Banco Central de Brasil dijo el miércoles que investigará los problemas contables en Banco Panamericano para determinar quién fue responsable de un déficit por 2.500 millones de reales (US$1.470 millones) en la hoja de balance de Panamericano.

El déficit, que fue detectado en una revisión de rutina del sistema financiero brasileño, será temporalmente cubierta por un depósito con el Fondo Garantizador de Crédito, FGC.

El crédito está totalmente respaldado por activos del accionista mayoritario de Panamericano, Grupo Silvio Santos.

En 2009, el banco brasileño estatal Caixa compró una participación de un 49% en acciones minoritarias de Panamericano por 739 millones de reales. La operación fue aprobada en julio por el Banco Central.

Según una declaración de este miércoles, en esa ocasión el banco central solo examinó los efectos de la compra sobre la competencia en la industria, y no la calidad de los activos o las inversiones del banco.

El conglomerado brasileño de finanzas y entretenimiento Grupo Silvio Santos transferirá 2.500 millones de reales brasileños (US$1.500 millones) a su división bancaria, Banco Panamericano, para cubrir un déficit ocasionado por lo que los diarios están presentando como actividad fraudulenta.

Banco Panamericano, el vigésimo mayor banco en términos de activos, señaló en un comunicado que Grupo Silvio Santos tomará prestados los 2.500 millones de reales del Fondo de Garantía Crediticia respaldado por el gobierno para cubrir "inconsistencias contables" en el banco, como parte de un acuerdo alcanzado con el banco central de Brasil.