BCI anunció a sus colaboradores el cierre de su división de consumo a partir de marzo de 2019, sumándose con ello a las decisiones que ya se han tomado desde Banco de Chile y Santander en la misma dirección.

Con esto, informó Pulso, los 420 mil clientes de BCI Nova se incorporarán al servicio central del banco, así como las 273 sucursales de dicha cartera. Según la empresa, estos cambios no implicarán desvinculaciones de trabajadores.

La entidad bancaria fundamentó esta resolución en sus planes de transitar “desde un modelo de atención enfocado por segmento crediticio a uno por personas”, utilizando un sistema de data analytics para presentar a los clientes ofertas personalizadas, según lo describió el medio.

Además, los clientes de BCI Nova con esto tendrán acceso al resto de los servicios que ofrece el banco.

La empresa sería la tercera más grande del rubro de los préstamos, alcanzando los US$44.006 millones y abarcando con ello casi el 17% del rubro.