Santiago. Un nuevo caso de fraude electrónico a una institución bancaria chilena se registró en las últimas horas. Se trata del banco Consorcio, el cual habría sido atacado por ciberdelincuentes extranjeros.

Según los antecedes exclusivos que maneja Radio Bío Bío, desconocidos ingresaron a los sistemas logrando entrar a plataformas extrayendo un documento Word con información confidencial y sensible de la misma institución.

El modo con el que penetraron fue mediante una supuesta actualización de dicho programa, el que uno de los empleados ejecutó, infiltrándose con ello el “troyano”. El programa utilizado para esto sería Emotet.

Declaración del banco. El martes 6 de noviembre, como resultado del monitoreo permanente, se detectó que terceros aún no identificados intervinieron el sistema de transferencias internacionales, con la finalidad de generar maliciosamente cargos en una cuenta propia de Banco Consorcio que mantiene en un corresponsal del exterior.

La inmediata activación de los protocolos de seguridad y contingencia permitió controlar rápidamente el incidente, informar a la autoridad, continuar con la operación del banco y asegurar la integridad de los datos e información.

Un monto inferior a los US$2 millones está aún en proceso de ser recuperado, para lo que además existen seguros comprometidos.

El hecho no tuvo ningún impacto en los registros ni fondos de nuestros clientes y sus productos continúan operativos. Asimismo, nuestros canales de servicio, sucursales, sitios web y aplicaciones móviles han estado siempre disponibles.

Estamos trabajando junto a expertos internacionales para investigar estos hechos y ejercer las acciones legales contra quienes resulten responsables.

La Moneda. En la Moneda, sede de gobierno chileno, ya están informados de esta situación, especialmente el asesor presidencial para ciberseguridad, Jorge Attón. Los primeros informes señalan que esto se habría generado en las últimas 48 horas, afectando a las cuentas del propio banco.

El ataque al banco consorcio se suma a otros delitos similares, como el que afectó a mediados de año al Banco de Chile, en el que hackers robaron US$10 millones, o la filtración masiva de datos de clientes bancarios y de tarjetas de créditos por redes sociales.

* Con información de Biobio.cl, Reuters y Banco Consorcio.