El Banco de Bogotá, la segunda entidad bancaria con mayor rentabilidad en Colombia, reportó que al cierre del primer semestre de 2015 su beneficio neto consolidado, incluyendo sus operaciones en Centroamérica y Colombia, llegó a $1 billón (US$320,4 millones), lo que representa un avance de 42,3% frente a los $707.000 millones (US$226,5 millones) logrados en el segundo semestre de 2014.

“Estos resultados del primer semestre del año van en línea con los buenos resultados que ha tenido el sistema financiero en general. También están reflejando la expansión que hemos tenido en Centroamérica”, manifestó Alejandro Figueroa, presidente del Banco de Bogotá.

Esta entidad, catalogada como la joya de la corona de Luis Carlos Sarmiento dentro del Grupo Aval, cuenta con 17,7 millones de clientes en los 12 países en que tiene presencia. “Actualmente contamos con 1.521 oficinas y 3.462 cajeros automáticos, y generamos 44.000 empleos, sumando los países donde estamos”, puntualizó Figueroa, y agregó que los activos de la compañía suman $134,4 billones (US$46.067 millones) y una cartera neta de $81,2 billones (US$26 mil millones).

En cuanto a sus proyecciones económicas, el banquero prevé que Colombia cierre 2015 con un crecimiento de 3% y un leve aumento en 2016 a 3,2%. “Vemos que la construcción sigue jalonando la economía y esperamos que este renglón crezca 5,1% este año, con una tendencia similar en 2016”. En cuanto a la industria, manifiesta que en 2015 cerrará con un avance de 0,9%, pero confía que en 2016 se recupere a un ritmo de 3%.

El presidente del Banco de Bogotá no está muy seguro de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) cambie su postura en política monetaria en diciembre, como muchos esperan.

Figueroa considera que el Banco de la República continuará aumentando las tasas de interés, y aunque no manifestó de cuántos puntos básicos puede ser la siguiente alza, dijo que los incrementos en los tipos de interés afectan el desempeño financiero a futuro. “Esas alzas siempre tienden a que se disminuya el margen financiero de los bancos en la primera etapa. Como acaba de pasar con las alzas recientes, primero subieron los depósitos y la cartera se va ajustando muy lentamente”.

El presidente del Banco de Bogotá no está muy seguro de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) cambie su postura en política monetaria en diciembre, como muchos esperan. “No estoy seguro de que la Fed suba las tasas en diciembre, porque ya uno de los miembros de la junta de la Reserva dijo que no estaban seguros de subirlas. Igual considero que deben ser muy cuidadosos en ese tema”.

El directivo concluyó diciendo que, por el momento, la entidad no tiene previsto realizar nuevas adquisiciones en la región.