Sao Paulo. Banco do Brasil, la mayor institución financiera por activos de América Latina, y el Banco Bradesco, dijeron este martes que planean fusionar parte de su negocio de tarjetas, en un esfuerzo por recortar costos y ofrecer servicios de tarjetas de crédito y débito en todo Brasil.

Como parte de un memorando de entendimiento no vinculante, Banco do Brasil y Bradesco crearían un holding para administrar sus participaciones en Cielo, la mayor operadora de tarjetas de crédito de Brasil, y en CBSS SA.

CBSS administra las tarjetas Visa Vale de empleadores en Brasil para ofrecer beneficios como cupones de alimentación y combustible para trabajadores.

El volumen de transacciones con tarjetas en Brasil ha crecido a un ritmo anual de 20% en los últimos tres años, convirtiéndola en un negocio en expansión para Cielo y para su rival más pequeña Redecard, controlada por el Banco Itaú Unibanco.

Ambas entidades no descartaron el lunes incorporar a un nuevo socio estratégico en el mayor operador de tarjetas de crédito del país. "Es posible que tengamos, de hecho, otro socio", dijo el vicepresidente de Banco do Brasil, Paulo Caffarelli.

Banco do Brasil dijo el viernes que accedió a pagar 1.100 millones de reales al español Banco Santander, matriz de Santander Brasil, para aumentar su participación en Cielo y otro negocio de tarjetas de crédito.