El grupo Luksic, consorcio con participación en el Banco de Chile, cerrará decenas de sucursales en el marco de la transformación digital que están viviendo los organismos financieros, y que incluye la automatización de diversos servicios.

La medida comenzará a aplicarse durante las próximas semanas y continuará replicándose en 2020.

Conforme a lo publicado por Diario Financiero, serán 33 las oficinas que cerrarán sus puertas este 2019, todas pertenecientes a la división de CrediChile.

Cabe señalar que la transformación implicará cambios en la red de sucursales del Banco de Chile, especialmente en su división de consumo, Credichile, e incluirá a las oficinas del Banco Edwards Citi.

Productos como los créditos -y otros de carácter más personalizados- seguirán en manos de los ejecutivos.

Esta situación fue informada formalmente por los altos gerentes del banco a los sindicatos.

Reincorporaciones de trabajadores a otras divisiones y planes de retiro serán parte del proceso. Según fuentes de la empresa -sostuvo el mencionado medio- intentarán mitigar el impacto que tendrá en los puestos de trabajo este proceso de automatización. Esto último contempla la instalación en sedes de máquinas de autoservicio, que incluyen más de 30 funcionalidades que antes realizaba un ejecutivo de atención al cliente.

Productos como los créditos -y otros de carácter más personalizados- seguirán en manos de los ejecutivos.

En todo este proceso se estima que Banco de Chile desembolsará más de $72 mil millones (US$101,6 millones). Más del 70% de ese monto será destinado a tecnologías de información y sólo un 28% a infraestructura.

De acuerdo a calculos del banco, el proceso que de automatización que se está realizando y la evolución tecnológica de sus sucursales implicarán mejorar la eficiencia en torno a un 3% en el mediano plazo. 

* Con información de Diario Financiero.