Santiago. Banco de Chile, la segunda mayor entidad financiera del país por activos, planea emitir deuda por hasta US$1.200 millones en el 2012, un monto más bajo que el del año anterior, en medio de un menor crecimiento en las colocaciones.

El año pasado, Banco de Chile, controlado por una alianza entre la multimillonaria familia local Luksic y el estadounidense Citigroup, emitió bonos a nivel local y el extranjero unos US$1.400 millones.

"Este año hablamos de una emisión algo menor puesto que las colocaciones van a crecer menos, pero puede ser del orden de US$1.200 millones de emisión de deuda local, principalmente en pesos y en UF", dijo el gerente general de la entidad, Arturo Tagle, tras una junta de accionistas.

La menor emisión prevista para el 2012 se explicaría, en parte, por un posible ritmo más lento de crecimiento en la cartera de préstamos, que se expandiría por encima del 8%, según estimó el ejecutivo.

Tagle tampoco descartó que se puedan realizar nuevas colocaciones en el mercado internacional, como el caso de México, donde aún posee el remanente de lo inscrito para una emisión que realizó el año pasado.

"Estamos estudiando todos los otros mercados. Para nosotros el mercado norteamericano está abierto, pero cuando los precios convengan vamos a hacer colocaciones", apuntó.

Recapitalizar parte de utilidades. Adicionalmente, los accionistas del banco aprobaron este jueves un aumento de capital mediante la reinversión de un 30% de las ganancias obtenidas el año pasado, que se destinarán a fortalecer sus operaciones.

La institución registró un alza del 13,3% en sus utilidades del 2011, que alcanzaron un total equivalente a US$822 millones.

El aumento sería equivalente a unos US$141,7 millones si el Banco Central de Chile decide no suscribir y recibir su parte del dividendo en efectivo, de acuerdo a un antiguo contrato de deuda.

Si el instituto emisor suscribe, el aumento de capital sería de unos US$213 millones.

El banco justificó el aumento por el crecimiento proyectado de la economía por sobre el 4% este año, expectativas de que la volatilidad siga impactando a los mercados globales durante 2012, así como para responder a crecientes requerimientos de capital derivados de convenios internacionales.

"Mayores exigencias de capital son una tendencia. En este sentido es probable que tengamos en el futuro que aumentar la capitalización de las utilidades por sobre el 30% de las utilidades líquidas", dijo el presidente del directorio, Pablo Granifo, durante la junta de accionistas.

En la tarde de este jueves, las acciones del Banco de Chile caían un 0,54% a 75,80 pesos (US$0,15) en la Bolsa de Santiago.