Bogotá. El Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario de Colombia (Finagro) superó sus metas de colocación en el año 2010 al otorgar 250.000 créditos nuevos por más de 4,2 billones de pesos colombianos (US$ 2.200 millones) , 7% más que en el año 2009.

Dice el informe que los pequeños productores fueron los más beneficiados al reportar un crecimiento de 35% respecto al año anterior representado en 1,2 billones de pesos (US$639 millones) de las colocaciones totales.

Se destaca la participación de los créditos para inversión que ascendieron al 58% del total de las colocaciones principalmente para siembras de cultivos de tardío rendimiento, compra de animales para cría y dotación de infraestructura productiva.

Dice el informe de prensa de Finagro que entre enero y diciembre de 2010 se pagaron 206.362 millones de pesos (US$ 110 millones) en incentivo de capitalización rural a 42.615 productores del campo colombiano, siendo el valor y número más alto entregado en toda la historia del ICR. Estos recursos otorgados por ICR respaldaron inversiones por unos 932 mil millones de pesos (US$497 millones).

En 2010 se expidieron 250.000 certificados de garantías del FAG (Fondo Agropecuario de Garantías) que respaldaron créditos por 1,3 billones de pesos (US$693 millones). El consolidado del FAG arroja 512 mil operaciones con garantías vigentes respaldando créditos por un valor aproximado de 3,4 billones de pesos (US$1.800 millones) y con un valor garantizado de 2 billones de pesos (US$ 1.066 millones). El 90% de las garantías fueron otorgadas a Pequeños Productores.

Con estos resultados Finagro se consolida como el banco de desarrollo del sector rural colombiano garantizando los recursos para promover el crecimiento del sector.

Para 2011 tendremos el reto adicional de contribuir a la recuperación del sector afectado por la ola invernal apoyando decididamente a los productores del sector rural.