Madrid. El Banco de España decidió este sábado de madrugada intervenir la caja de ahorros CajaSur y cesar a los miembros del consejo de administración ante la imposibilidad de culminar el acuerdo de integración con Unicaja.

En un comunicado, el Banco de España señala que ha acordado la sustitución de los administradores de CajaSur, que hasta ahora estaba controlada por la Iglesia, y la designación como administrador provisional al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria. El FROB recapitalizará CajaSur y le inyectará la liquidez necesaria para que siga operando con normalidad.

La intervención de CajaSur es la segunda en España desde que estalló la crisis financiera mundial hace más de dos años. La primera caja en ser intervenida fue Caja Castilla-La Mancha, en marzo de 2009.

El Banco de España explicó en el comunicado que CajaSur, que tiene 13.000 millones de euros en préstamos, representa apenas 0,6% de los activos del sistema bancario español, que no va a ver afectada su solidez en absoluto por esta situación.

Los consejos de Unicaja y Cajasur acordaron fusionarse en agosto del año pasado. Sin embargo, CajaSur ha sido reacia a aceptar las condiciones propuestas por Unicaja para la fusión.

CajaSur acumuló importantes pérdidas el año pasado por los créditos impagados, y sus ratios de solvencia se han deteriorado rápidamente desde comienzos de la crisis crediticia.

España se enfrenta a una creciente crisis crediticia como consecuencia de la inestable situación de algunas de las 44 cajas de ahorros. Esto está sumando presión a una economía ya de por sí presionada por una tasa de desempleo de 20% y un mercado inmobiliario aun deflacionista.

Las negociaciones de fusión entre las cajas se han estado desarrollando a un ritmo muy lento en los últimos meses, pese a las reiteradas advertencias del Banco de España de que el tiempo se está agotando.