Río de Janeiro. El estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), banco de fomento del Gobierno brasileño, consideró que es víctima de intereses de "naturaleza política", según informaron hoy fuentes de la entidad.

"Estamos sufriendo por razones de naturaleza política", explicó el director de Planificación, Investigación, Acompañamiento Económico y Gestión de Riesgos del BNDES, Joao Carlos Ferraz, durante la XXVI Asamblea del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL).

El banco de fomento está siendo investigado desde hace unas semanas por parte del Congreso brasileño por sus presuntas irregularidades cometidas con los préstamos concedidos a importantes empresas y obtenidos por la supuesta intermediación de miembros de gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

Ayer jueves, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva declaró ante la Fiscalía dentro de una investigación en la que hay indicios de que el exmandatario influyó en el BNDES para que financiase proyectos de la constructora Odebrecht en países latinoamericanos y africanos.

A principios de este mes, la Policía Federal brasileña registró las sedes de algunas empresas que obtuvieron créditos del BNDES, como la exportadora cárnicas Mafrig y la red de supermercados Casino, en una operación para investigar denuncias de corrupción contra el gobernador de Minas Gerais, Fernando Pimentel.

La policía investiga supuestos desvíos de dinero público para financiar la campaña electoral con la que el exministro fue elegido gobernador, en octubre de 2014, y que pudo favorecer la concesión de créditos del BNDES a empresas que posteriormente le habrían ayudado.

En su intervención en la asamblea de la CEAL, Ferraz dijo que el BNDES ha proporcionado "todas las informaciones solicitadas por los diputados" y señaló que "hasta ahora no han encontrado, ni encontrarán ningún caso de tráfico de influencias, ni de irregularidades".

Según él, el banco de fomento siempre actuó correctamente desde que se creó hace 63 años, aunque admitió que "está en entredicho el papel del BNDES a ojos de la sociedad brasileña".