Nueva York. El banco de inversiones Morgan Stanley anunció este viernes un beneficio de US$3.072 millones durante 2013, frente a los 138 millones del ejercicio anterior.

La entidad registro unos ingresos anuales de US$32.417 millones, 24% más que los 26.102 millones de 2012, mientras que su beneficio por acción fue de US$1,43, comparado con los US$0,02 del año anterior.

En el último trimestre, el período al que más atención prestan los analistas financieros, Morgan Stanley registró un beneficio neto de 192 millones, 78% menos que los 661 millones de un año antes, y su beneficio por acción fue de US$0,07, frente a los 0,33 del último trimestre de 2012.

Morgan Stanley atribuyó este empeoramiento al aumento de los costes legales derivados de la crisis financiera, y señaló que los 1.200 millones asignados a este capítulo supusieron un coste de US$0,40 por acción.

Además, la entidad registró menores ingresos en su división de renta fija.

Estos resultados suponen que Morgan Stanley cerró el año 2013 con beneficios en sus cuatro trimestres, la primera vez que ocurre desde que el actual consejero delegado, James Gorman, asumió el cargo a comienzos de 2010.

Gorman señaló en el comunicado que las cifras divulgadas hoy muestran la "consistencia" del modelo negocio de la firma, además de que "seguimos abordando muchos de los asuntos legales de la crisis financiera".

Tras presentar estos resultados, las acciones de Morgan Stanley subían con fuerza y ganaban cerca de 3% en la primera hora de operaciones en la Bolsa de Nueva York.