El sistema bancario tiene un nuevo líder en captaciones del público: El Banco de Venezuela, con Bs.F. 42.085 millones (US$9.796 millones), monto que representa 14% de los depósitos de todo el sistema.

Los depósitos del Estado dieron el empujón que en un año crecieron 239%, para ubicarse al cierre de octubre en Bs.F. 10.484 millones (US$2.440 millones), según el último informe de la Superintendencia de Bancos (Sudeban).

Las directrices del gobierno, públicamente manifestada, están orientadas en que el Banco de Venezuela preste cada vez más.

Este segmento representa el 24,9% del total de las captaciones del público del Banco de Venezuela. A igual fecha de 2009, esta relación era la mitad de ese porcentaje; es decir, los depósitos gubernamentales eran 12,56% del total.

Esto evidencia el claro propósito de la política económica del Estado para fortalecer la banca pública.

El presidente Hugo Chávez ha reiterado su intención de trasladar los depósitos oficiales a la banca pública.

Menos dinero estatal en banca privada. Es por esto que en las entidades bancarias privadas la tendencia es que haya menos dinero del Estado en sus arcas. Esto debido, a las transferencias paulatinas efectuadas por el Estado, y en segundo lugar por la estrategia de las instituciones bancarias de diversificar los depósitos.

La intención se refleja en los balances: las captaciones oficiales sólo representan el 9,1% de los depósitos totales de la banca privada.

La orientación va dirigida a minimizar cualquier tipo de dependencia, mucho más ahora, cuando el gobierno nacional ha sido enfático en anunciar el paso de los depósitos oficiales a los bancos públicos.

Sin embargo, más allá del promedio que muestra el sistema bancario privado, lo que representan los depósitos oficiales en las captaciones totales es diferente en cada una de las entidades.

Subir la intermediación crediticia es el objetivo. Las directrices del gobierno, públicamente manifestada, están orientadas en que el Banco de Venezuela preste cada vez más; una disposición de la que no escapa el resto de los bancos públicos, ni tampoco toda la banca privada.

Pese a los esfuerzos de la entidad en la materia ubican la intermediación crediticia de este banco en 50,19%. Lo que refleja una caída en el indicador de casi 10 puntos porcentuales con respecto al balance de octubre del año pasado.

Incluso, ese porcentaje está unos siete puntos porcentuales por debajo del promedio actual del sistema bancario total (57,63%); 15 puntos porcentuales por debajo del promedio de la banca privada (65,68%).

Y, para llegar al primer banco en intermediación crediticia, que es Banesco, le faltan 20,68 puntos porcentuales.

Sin embargo, el Banco de Venezuela es la institución pública que mejor está entre todos las entidades oficiales.

A pesar de la insistencia del presidente Hugo Chávez en cuanto al aumento de los créditos; la media de intermediación crediticia de la banca del Estado es de 38,94%.

Indicadores que se muestran en un escenario en el que cinco sectores económicos del país tienen una cartera obligatoria en la banca con tasas preferenciales.

Hoy, el 51% de la gaveta crediticia del sistema bancario está destinado a estas áreas estratégicas.

Para impulsar. Analistas financieros estiman que la medida tomada por el BCV, cuando redujo el índice de encaje legal de 23% a 20%, obedece a liberar más liquidez, que pudiera canalizarse en más préstamos.

Expertos calcularon que la disminución del encaje legal soltó Bs.F. 7.128 millones (US$1.659 millones).