El Banco do Brasil, el mayor banco de América Latina por activos, afirmó este martes que ha descartado su expansión en Venezuela y México.

Sin embargo, el banco brasileño está considerando la compra de participaciones minoritarias en algunos bancos en Chile, Ecuador, Perú y Colombia, donde la presencia de empresas brasileñas se ha incrementado a un fuerte ritmo en los últimos años.

Allan Toledo, vicepresidente de operaciones internacionales del Banco do Brasil, comentó los planes de expansión del banco que planea comprar dos pequeños prestamistas en Estados Unidos, por unos US$100 millones, para diversificar sus negocios, en su primer paso importante en Norteamérica.

El banco estatal brasileño espera tener unos 400.000 clientes en Estados Unidos, en los cinco años posteriores a la adquisición de una entidad financiera en Nueva York y otra en Florida.

Banco do Brasil está creciendo en el exterior ante un aumento de la competencia en áreas como la banca minorista y corporativa, y en el mercado de seguros en Brasil.

El banco compró una participación controlante de Banco Patagonia en abril y la semana pasada reveló una alianza con Banco Bradesco y el portugués Banco Espirito Santo para expandirse en Africa.

Banco do Brasil recaudó US$4.100 millones con una oferta de acciones en junio, una movida con la que buscó fortalecer su capital y financiar su incursión en el exterior.

El banco está considerando abrir una unidad en Singapur, lo que le podría facilitar el acceso a fondos. En China, una oficina que el banco posee será transformada para darle más apoyo a las empresas brasileñas en ese país, dijo Toledo.