Sao Paulo. La ganancia neta de Banco do Brasil, el mayor banco del país por activos, se hundió en el cuarto trimestre, porque aumentos de las provisiones para cubrir créditos de mala calidad y de los gastos de operación contrarrestaron un alza de los beneficios por intereses y comisiones.

El banco, que tiene su sede en Brasilia, ganó 2.972 millones de reales (US$1.730 millones) en el trimestre, un 25% menos que los 4.002 millones de reales (US$2.322 millones) del mismo período del año anterior, y que había sido un récord para el prestamista, según un reporte presentado al regulador.

No obstante, el resultado de Banco do Brasil superó la previsión promedio de siete analistas consultados por Reuters de 2.731 millones de reales (US$1.585 millones).

La ganancia neta subió además un 1,9% frente al trimestre inmediatamente anterior.

Aceleración en crecimiento de crédito. El estatal Banco do Brasil espera que su cartera de créditos crezca este año entre un 17% y un 21%, un mayor ritmo que en el 2011, dijeron este martes ejecutivos de la entidad en una conferencia de prensa.

La expansión del crédito, que el 2011 fue del 15,1%, será motorizada por una fuerte entrega de préstamos a personas, dijo el presidente financiero Ivan Monteiro.