Sao Paulo. Banco do Brasil registró una ganancia en el cuarto trimestre de 2017 que superó pronósticos de analistas debido a disminuciones en las provisiones y en los gastos administrativos, informó este jueves el prestamista estatal.

La ganancia neta recurrente, que excluye ítems extraordinarios, se disparó un 82,5% a 3.188 millones de reales (US$975,46 millones). Analistas esperaban una ganancia de 2.804 millones de reales (US$860 millones).

El retorno sobre capital de Banco do Brasil se ubicó en un 12,5% en el cuarto trimestre, levemente por encima de lo previsto.

El libro de créditos del prestamista, con sede en Brasilia, creció un 0,6% y alcanzó los 629.900 millones de reales (US$193 millones).

Las comisiones por administración de activos y cuentas corrientes ayudaron al banco a compensar un crecimiento más débil en el otorgamiento de créditos. Los ingresos por comisiones sumaron 6.735 millones de reales (US$2.066 millones), un incremento de 6,6% con respecto al mismo período del año previo.

Banco do Brasil fijó un objetivo de ganancia neta recurrente de entre 11.500 millones de reales (US$3.529 millones) y 14.000 millones de reales (US$4.296 millones) en 2018, desde los 11.011 millones de reales (US$3.379 millones) conseguidos en 2017.

El banco señaló que ve potencial para menos provisiones por pérdidas crediticias y ganancias más altas por comisiones este año. Además proyecta que su libro de créditos orgánicos se expanda entre un 1% a un 4% tras el declive de 3,2% en 2017.