Montevideo. La demanda de créditos hipotecarios se mantiene firme, las cuentas de ahorro se incrementaron 20% y los niveles de morosidad disminuyen mes a mes dijo en entrevista con El Observador la presidenta del Banco Hipotecario (BHU), Ana Salveraglio.

En los primeros ocho meses del año el BHU otorgó 1.600 préstamos para compra de vivienda por un total de 1.100 millones de unidades indexadas (unos US$ 120 millones a valores actuales) y espera cerrar el año con 2.300 préstamos otorgados. Del total de créditos aprobados hasta el momento 13% fue destinado a la compra de vivienda de interés social.

El proyecto de ley de Presupuesto a estudio del Parlamento prevé que la institución otorgue 10 mil créditos hipotecarios entre 2015 y 2019. En este sentido, Salveraglio indicó que esa es una meta aproximada porque los números se revisan año a año. "Esperamos para este año y el año que viene mantener un mismo nivel de crédito, pero obviamente va a depender de cómo se vaya dando la situación a nivel nacional.

Por otro lado, la cantidad de cuentas de ahorro era de 29 mil (incluye programas Yo Ahorro y Ahorro Joven) al mes de agosto. De las casi 27 mil cuentas que corresponden a "Yo Ahorro" hubo 5.500 que fueron abiertas este año. En tanto, de las 2.500 cuentas que tiene el programa Ahorro Joven hay 2.100 que corresponden al BHU.

En relación a los niveles de morosidad que tiene el banco, Salveraglio explicó que el porcentaje "disminuye mes a mes" y hasta ahora se han cumplido las metas establecidas desde que se empezó a gestionar la cartera con nuevos criterios. Al 31 de julio la morosidad global del banco era de 2,63%. En el caso de la cartera en unidades reajustables (UR) la morosidad ascendía 4,43% y a 0,78% en UI.

"Al cierre de agosto la morosidad total andaba por el 2,63%. Si se toma solo la cartera nueva que se empezó a generar en 2009 estamos por debajo de 1%", dijo Salveraglio". Cuando se hizo la separación de cartera, la que quedó en el banco en UR tenía 60% de morosidad en 2008. Hoy esa cartera tiene alrededor de 5%. Se sigue gestionando y la gente paga", apuntó Salveraglio.

En la actualidad la cartera en UR es de aproximadamente 20 mil clientes y la de UI de unos 21 mil clientes sumando créditos para compra y refacción. "En promedio ejecutamos menos de seis de viviendas por mes, lo cual comparado con lo que es el total de la cartera es muy poco", dijo .

El BHU recibió la primera autorización para emitir en el mercado de capitales a fines de 2013 e hizo sus primeras dos colocaciones en 2014 por unos US$ 43 millones. El segundo tramos todavía pendiente recién se concretará a principios de 2016. "Colocamos todo lo que teníamos planificado. Entonces estamos muy bien de liquidez y habrá que ver cuál es el momento adecuado para salir otra vez al mercado", explicó.

El banco se maneja con dos tipos de fondeo a largo plazo; por un lado la emisión de obligaciones negociables y por otro con negocios directos con privados (certificados de depósitos). "Esa es la forma que tenemos de financiarnos más allá de la captación del ahorro que es un ahorro a corto plazo y es marginal. Está bueno tenerlo, pero es sobre todo para ayudar a los ahorristas a que puedan juntar el dinero para hacer la entrega. A nosotros nos sirve para ir evaluando al ahorrista como sujeto de crédito", señaló.