Sao Paulo. Itaú Unibanco Holding SA anunció el martes que superó sus estimaciones de ganancias del cuarto trimestre, debido a que una caída de la morosidad y robustos intereses y ganancias por comisiones ayudaron al mayor banco de Brasil por valor de mercado a reducir provisiones por préstamos incobrables.

La utilidad neta recurrente, o las ganancias excluyendo ítems extraordinarios, alcanzó los 5.817 millones de reales (US$1.870 millones) en el último trimestre. El resultado superó la estimación promedio de analistas de 5.762 millones de reales  (US$1.847,1 millones), de acuerdo a un sondeo de Thomson Reuters.

El presidente ejecutivo Roberto Egydio Setubal está concentrado en controlar los costos y los impagos para reforzar la rentabilidad, después de que el banco incumpliera sus objetivos el año pasado.

Setubal, que se jubila este año después de más de dos décadas como presidente ejecutivo, será reemplazado por Candido Bracher, quien proviene de la división de banca corporativa y de inversión de Itaú.

Itaú pronostica un crecimiento de la cartera de préstamos de hasta un 4% este año y una caída de las ganancias por intereses entre menos 0,5% y 4,5%.

Bracher tendrá que enfrentar una fuerte disminución de las tasas de interés, la desaceleración de la economía en América Latina y la incertidumbre derivada de las políticas proteccionistas de Donald Trump en Estados Unidos, según analistas.

Itaú pronostica un crecimiento de la cartera de préstamos de hasta un 4% este año y una caída de las ganancias por intereses entre menos 0,5% y 4,5%.

Sin embargo, las dotaciones por insolvencias, que el año pasado alcanzaron un récord, podrían fluctuar entre 14.500 millones de reales (US$4.648,4 millones) y 17.000 millones de reales (US$5.449,8 millones), un 25% menos que el año pasado.