El Banco Mundial (BM), aseguró este miércoles que “no hay un modelo único en el mundo” para que los países consigan sus objetivos e independencia energética y desestimó que el organismo posea “un dogma de la manera” en las que las naciones deben organizar a su "sector energético”.

Al ser consultado respecto al reciente anuncio sobre la expropiación de acciones de la petrolera YPF, el economista en Jefe del Banco Mundial, Augusto de la Torre, afirmó que Argentina “está haciendo un cambio y como todo cambio, el efecto tendrá que ver en cómo se administra y organiza ese cambio”.

Así, en el corto plazo “las cosas que van a importar cada vez más es entender el proceso de cómo se va a hacer esa transferencia de propiedad y cómo van a ser compensadas las partes involucradas”, dijo el funcionario al presentar un informe sobre la región en la previa de la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y BM que se llevará a cabo en Washington.

De la Torre mencionó que también serán relevantes “cómo se manejen los posibles litigios que a lo mejor aparecen en el ámbito legal”, ya sean estos en base a normas domésticas, internacionales o si se los manejan de otra forma.

El economista agregó que, “la manera cómo se maneje el proceso va a ser esencial para determinar cuál va a ser el efecto sobre el ambiente y en las percepciones de los inversionistas” respecto a Argentina.

Por último, De la Torre comentó que en el largo plazo “la tarea más importante es la de si bajo el nuevo modelo de propiedad se va a poder conseguir hacer las inversiones que se requieren para poder aumentar la producción” de la petrolera.