Sucre. Al cumplir 140 años de vida institucional, el Banco Nacional de Bolivia (BNB) inauguró este jueves, en su sede central de Sucre, la reapertura de su histórico edificio que fue remodelado con una inversión de US$2 millones. Además, implementó modernos sistemas tecnológicos de seguridad y de atención al cliente.

La entidad bancaria respetó totalmente la arquitectura del edificio, según dijo el vicepresidente ejecutivo, Pablo Bedoya, quien además señaló que la intervención consistió en dos labores separadas pero complementarias.

La primera constó en la remodelación del edificio principal del banco y la construcción de uno nuevo en la parte posterior del predio.

La dimensión de la infraestructura total es de 2.994,86 metros cuadrados, es decir 1.735 mts2 el edificio histórico y 1.259 mts2 el edificio nuevo. Comprende de cinco niveles, desde el subsuelo hasta la última planta con capacidad para albergar a más de 100 personas. La edificación, construida en 1870, ahora cuenta con modernos sistemas tecnológicos.