Madrid. El Banco Santander, primer grupo financiero español, ganó en Latinoamérica 1.512 millones de euros (US$2.024 millones) hasta junio de 2014, un 16,2% menos que un año antes, por el menor impulso de países claves como Brasil o México y la depreciación de algunas monedas respecto al euro.

Así consta en la información publicada este jueves por el grupo Botín, que obtuvo un beneficio global en la primera mitad del año de 2.756 millones de euros, un 22,2% más por la mejora de ingresos y las menores dotaciones.

En el conjunto de la región, los depósitos de clientes se redujeron un 3,3%, hasta 127.903 millones de euros, mientras el crédito creció el 0,3%, hasta 136.352 millones y la morosidad se redujo hasta el 5,03%.

Sin embargo, hubo una evolución dispar en los distintos países, de modo que en Brasil los depósitos y los créditos en moneda local crecieron un 4 y un 2,7%, respectivamente; mientras en México los créditos subieron un 13,6% y los depósitos cayeron un 2,7%.

Todos los márgenes de negocio se redujeron, el de intereses, un 13,6%, hasta 6.842 millones, y el bruto (antiguamente conocido como ordinario) un 15,3%, hasta 9.270 millones de euros, influido por el tipo de cambio, pues de lo contrario habrían aumentado un 2,3% y un 0,4%, respectivamente.

El margen neto (antes de explotación y el que mejor refleja el negocio puro bancario) se contrajo un 18,2%, hasta 5.440 millones de euros, igualmente lastrado por la depreciación de las divisas locales.

El gigante brasileño fue de nuevo el país que más aportó a los resultados del área con diferencia, al lograr un beneficio neto de 758 millones de euros (US$1.014 millones), un 17,5% menos que un año antes. Y si el real no hubiera perdido valor frente al euro, la caída interanual sería del 2,5% a pesar de los mayores impuestos.

Por detrás se situó México, donde el Santander ganó 307 millones de euros (US$411 millones), un 30,4% menos. Sin el efecto del tipo de cambio el descenso habría sido del 24 %.

A continuación quedaron Chile, país en el que el grupo consiguió un beneficio de 255 millones (US$341 millones), un 27,1% más; Argentina, con 135 millones (US$180 millones) , un 18,4% menos; Uruguay, con 25 millones de euros (US$33 millones) , un 10,3% menos.

Además de en Latinoamérica, la presencia del Santander en América incluye sus negocios en Estados Unidos, donde el antiguo Sovereign, rebautizado ya como Santander USA obtuvo un beneficio de 356 millones de euros (US$476 millones), un 25,1% menos que en el primer semestre de 2013.